Indice  Anterior  Siguiente
MEDISAN 2003;7(3):4-9

  Formato .PDF

ARTÍCULOS ORIGINALES

Hospital Clinicoquirúrgico Docente “Dr. Joaquín Castillo Duany”

Características clínicas del cáncer de colon. Estudio de 57 pacientes

Dr. Pedro M. Hechavarría Borrero, 1  Dra. Tamara Meriño Hechavarría, 2   Dr. Yoel A. Fernández Moreno 3  y Dr. CM Arístides Pérez Pérez 4

RESUMEN

Se realizó un estudio descriptivo y transversal de 57 pacientes con cáncer de colon en el Hospital Clinicoquirúrgico Docente “Dr. Joaquín Castillo Duany”de Santiago de Cuba durante el trienio 2000 - 2003, a fin de identificar las características de la enfermedad según variables seleccionadas. La mayor parte de los integrantes de la casuística eran blancos y mayores de 55 años, pero sin diferencias en cuanto a la distribución por sexo. El colon izquierdo resultó ser el más afectado (54,4 %) y entre las afecciones más comúnmente asociadas figuraron la colitis ulcerativa idiopática y la diverticulosis del colon. El adenocarcinoma bien diferenciado fue el tipo histológico más frecuente (61,4 %). La mayoría de los pacientes fueron diagnosticados en los estadios de Dukes B, C y D, por lo cual se recomienda determinar los factores que influyen sobre el diagnóstico tardío. 

Descriptores: NEOPLASMAS DE COLON/ diagnóstico; COLITIS ULCERATIVA; DIVERTICULITIS DEL COLON; ESTADIFICACIÓN DE NEOPLASMAS; ATENCIÓN SECUNDARIA DE SALUD
Límites: HUMANO-ADULTO

------------------------------

En nuestro país, el cáncer colorrectal es la segunda neoplasia más frecuente en los dos sexos, solo antecedida por la de pulmón y mama. Asimismo, y a pesar del avance experimentado en los últimos años en relación con su tratamiento, constituye también la segunda causa más común de muerte por neoplasmas. 1

Múltiples evidencias apoyan la participación de factores genéticos y ambientales en la patogenia del cáncer colorrectal, pero la influencia de estos últimos en la producción de dicha entidad no está bien esclarecida, aunque se han reconocido condiciones predisponentes que sin duda alguna repercuten en su aparición. 1 - 5

El mayor conocimiento de los antecedentes y factores patogenéticos que intervienen en este proceso neoplásico, permitirá la instauración de programas dirigidos a evitar su ocurrencia, detectarlo precozmente o minimizar su impacto en el pronóstico del paciente. En tal contexto se impone precisar las manifestaciones clínicas  fundamentales y la utilidad de cada medio de diagnóstico disponible, en interés de lograr su identificación histológica.

Teniendo en cuenta lo anteriormente planteado se decidió exponer esta modesta experiencia al respecto, con vista a facilitar los elementos característicos de la enfermedad en el territorio.

MÉTODOS

Se realizó un estudio descriptivo y transversal sobre la evolución clínica del cáncer de colon en 57 pacientes ingresados en el Hospital Clinicoquirúrgico Docente “Dr. Joaquín Castillo Duany” de Santiago de Cuba, durante el período comprendido de enero del 2000 a diciembre del 2002.

El dato primario se obtuvo de la revisión de las historias clínicas y protocolos de necropsia en el caso de los fallecidos, previa coordinación con los departamentos de Estadísticas y Anatomía Patológica. Las variables investigadas fueron: edad, sexo, síntomas y signos, localización, enfermedades asociadas y estadio.

RESULTADOS 

La neoplasia de colon se presentó más comúnmente en el sexo femenino (52,5 %), aunque la diferencia no resultó significativa con respecto al masculino. Asimismo, antes de los 55 años se encontró solamente en 22,8 %, con primacía en el grupo de 55 a 64 (tabla 1).

 Tabla 1.  Pacientes según edad y sexo

Grupos de edades

(en años)

Femenino

Masculino

Total

No.

%

No.

%

No.

%

35-44

2

  3,5

3

  5,3

  5

   8,8

 

45-54

4

  7,0

4

  7,0

  8

 14,0

 

55-64

9

15,8

6

10,5

15

 26,3

 

65-74

7

12,3

5

  8,8

12

 21,1

 

75-84

7

12,3

6

10,5

13

 22,8

 

     85 ó mas

1

  1,8

3

  5,3

  4

   7,0

 

Total

 30

56,6

 27

47,4

57

100,0

 

Fuente: Historias clínicas

Si bien se halló un predominio del cáncer de colon izquierdo  (54,4 %) sobre el derecho (33,3 %), pero  la localización del tumor no se asoció significativamente con el sexo (tabla 2).

 Tabla 2.  Pacientes según localización y sexo

Localización

Femenino

Masculino

Total

No.

%

No.

%

No.

%

 

Derecho

11

19,3

8

14,0

19

  33,3

Izquierdo

15

26,3

16

28,1

31

  54,4

Recto

  4

  7,0

  3

  5,3

  7

  12,3

Total

30

52,6

27

47,7

57

100,0

En este estudio se pudo comprobar que el dolor abdominal , la constipación, la diarrea crónica y la oclusión intestinal fueron síntomas muy frecuentes en la afección de colon izquierdo y poco observadas en la de colon derecho y recto; mientras que el tumor palpable y los síntomas dispépticos prevalecieron en el colon derecho y el dolor y tenesmo rectal en el recto, si bien se consideró llamativo que la rectorragia y los cambios en el ritmo deposicional no se detectaron con la frecuencia esperada en el colon izquierdo.  Los síntomas generales como astenia, anorexia y pérdida  de peso preponderaron en la casuística, independientemente de su localización (tabla 3).

El análisis del cáncer colorrectal según localización y enfermedades asociadas (tabla 4) reveló que la colitis ulcerativa idiopática (17,5 %) y la diverticulosis del colon (8,8 %) predominaron en el colon izquierdo, mientras que la poliposis familiar y el pólipo velloso fueron infrecuentes y aparecieron en el lado derecho. En  54,4 % de los pacientes no hubo enfermedades asociadas.

Tabla 3. Pacientes según síntomas, signos y localización del cáncer colorrectal

Síntomas y signos

Derecho

Izquierdo

Recto

Total

No.

%

No.

%

No.

%

No.

%

Dolor Abdominal

6

10,5

17

29,8

-

-

23

40,4

Constipación

4

7,0

17

29,8

-

-

21

26,8

Diarreas crónicas

1

1,8

  7

12,3

2

3,5

10

17,6

Palidez cutánea

13

22,8

13

22,8

1

1,8

27

47,4

Heces con sangre

7

12,3

  4

  7,0

2

3,5

13

22,8

Oclusión

-

-

  5

  8,8

-

-

  5

8,8

Náuseas y vómitos

6

10,5

  1

  1,8

-

-

  7

12,3

Tumor palpable

9

15,7

  3

  5,3

-

-

12

21,1

Dolor rectal

-

-

-

-

3

5,3

  3

  5,3

Tenesmo rectal

-

-

-

-

2

3,5

  2

  6,5

Astenia

15

26,3

13

22,8

4

7,0

32

56,1

Pérdida de peso

13

22,8

19

33,3

3

5,3

35

61,4

Anorexia

13

22,8

14

24,6

3

5,3

30

52,6

 Fuente:  Historias clínicas

 Tabla 4. Pacientes según localización y enfermedades asociadas

Enfermedades asociadas

Derecho

Izquierdo

Recto

Total

No.

%

No.

%

No.

%

No.

%

 

Con enfermedades asociadas

3

5,3

7

12,3

-

-

 10

  17,5

 

·         Colitis ulcerativa

2

3,5

3

 5,3

-

-

5

8,8

 

·         Diverticulosis de colon

2

3,5

1

 1,8

-

-

3

5,3

 

·         Pólipo velloso

1

1,8

1

 1,8

-

-

2

3,5

 

·         Poliposis familiar

1

1,8

-

-

-

-

1

1,8

 

·         Hemorroides internas

-

-

-

-

2

3,5

2

3,5

 

Sin enfermedades asociadas

  10

17,5

 19

 33,3

5

8,8

 34

  59,6

 

Total

  19

33,3

 31

54,4

7

12,3

 57

100,0

 

Fuente: Historias clínicas

El diagnóstico de cáncer colorrectal se estableció tardíamente (tabla 5) si se tiene en cuenta el grado de invasión según los parámetros de Dukes modificados, pues la mayoría de los pacientes se hallaban en estadios B, C y D de la enfermedad y ninguno en el A.

    Tabla 5. Pacientes según estadios de Dukes

Estadios clínicos

Pacientes (%)

A

-

B1

12,3

B2

17,5

C1

21,1

C2

28,1

D

17,5

Desconocido

   3,5

Total

100,0

Fuente: Historias clínicas

DISCUSIÓN

El cáncer colorrectal constituye una de las neoplasias más diagnosticadas en los países occidentales. En nuestro país, su incidencia es de 31 casos por  cada 100 000 hombres y  21 por cada 100,000 mujeres, lo cual hace que sea considerada la segunda neoplasia más común en ambos sexos, como también informan Fath y Winawer 1 y Díaz Placencia 2; sin embargo, en este estudio prevaleció en el femenino (52,5 %), aunque la diferencia no fue significativa con respecto al masculino, Asimismo,  a pesar del avance experimentado en los últimos años en relación con su tratamiento, es la segunda causa más frecuente de muerte por cáncer.

En Estados Unidos de Norteamérica,  Crawford 5 encontró la máxima incidencia  de la afección entre los 60 - 79 años de edad y menos de 20 % en menores de 50; planteamiento avalado por los hallazgos de otros autores.  1, 4 - 6  Este tumor suele presentarse entre la quinta y  séptima décadas de la vida, pues solo en un pequeño porcentaje se detecta antes de la cuarta, habitualmente en el contexto de formas hereditarias;  afirmación que fue comprobada en el presente trabajo, toda vez que por debajo de los 55 años resultó infrecuente (apenas en 13 pacientes), con un aumento progresivo después de esa edad.

La participación específica de los factores ambientales en la aparición del cáncer colorrectal no está bien definida aún. En sentido general, numerosos estudios 3 - 7 señalan la intervención de diversos factores dietéticos, especialmente de los macronutrientes (grasas de origen animal, fibra vegetal, alcohol) y micronutrientes (calcio, selenio, vitamina C), así como también se ha hallado una positiva correlación entre la incidencia de dicho neoplasma y el consumo de carne. Ese aumento en el consumo de grasa de procedencia animal suele acompañarse de un descenso en la ingestión de fibra vegetal (la importancia de esta última radicaría en su capacidad para fijar los ácidos biliares y diversos carcinógenos en la luz del intestino, así como en sus efectos modificadores de la flora fecal y aceleradores del tránsito intestinal).

Con referencia a su localización, 23 % de estas neoplasias afectan el recto, 10 % la unión rectosigmoidea, 25 % el sigma, 6 % el colon descendente, 13 % el colon transverso, 8 % el colon ascendente y 15 % el ciego. El cáncer de recto predomina en los varones y  el de colon derecho en las féminas. Es conocida la asociación de la neoplasia de colon con la enfermedad inflamatoria intestinal, en virtud de lo cual se plantea que su incidencia se eleva bruscamente a los 10 años de haberse presentado y se incrementa alrededor de 20 % en cada década que pasa; por otra parte, 10-15 % de tales neoplasmas aparecen al cabo de 5 a 10 años del diagnóstico de la afección. 8

Nuestros resultados se corresponden con los obtenidos por Steele 3 en un estudio realizado en 1996, donde primaron las neoplasias del colon izquierdo (45 %) y luego las del derecho y recto (39 y 16 %, respectivamente).

Aproximadamente 95 % de los cánceres colorrectales son adenocarcinomas. Desde el punto de vista macroscópico puede distinguirse entre los adenocarcinomas de forma polipoide, más comunes en el colon ascendente, y los de figura anular o estenosante, que preponderan en el colon izquierdo. 9  En nuestra casuística prevaleció igualmente el adenocarcinoma localizado en el colon izquierdo sobre los que afectaban el colon derecho y el recto, sin asociación directa en relación con el sexo.

La forma de presentación varía en función del lugar donde asienta la masa tumoral, de modo que la del colon izquierdo tiende a manifestarse como una rectorragia o mediante cambios en el ritmo deposicional (estreñimiento o falsa diarrea), o de ambas maneras, condicionada por la reducción de la luz del colon. 7  El crecimiento del tumor, que va ocluyendo la luz intestinal, puede provocar un cuadro agudo de obstrucción intestinal con dolor cólico, distensión abdominal, vómitos y cierre intestinal; pero además de los síntomas locales, el cáncer colorrectal origina a menudo astenia, anorexia, pérdida de peso o fiebre.10

Los neoplasmas del colon derecho suelen causar hemorragia oculta y los síntomas referidos por el paciente son los atribuibles a la anemia crónica secundaria; pero salvo cuando se afecta la válvula ileocecal, los ubicados en esta localización no generan obstrucción intestinal.  En la exploración del cuadrante inferior derecho del abdomen no es infrecuente que se detecte una neoplasia.

En esta investigación se puso de relieve que el dolor abdominal, la constipación, la diarrea crónica y la oclusión intestinal fueron manifestaciones muy frecuentes en la afección del colon izquierdo y poco comunes en la del colon derecho y recto, en tanto el tumor palpable y los síntomas dispépticos predominaron en el derecho y el dolor y tenesmo rectal en el recto.  Esta variabilidad de los síntomas según la localización es perfectamente comprensible, dado que el colon derecho tiene mayor diámetro, distensibilidad y un contenido líquido, mientras que en el izquierdo y en el recto las dos primeras condiciones son menores y el contenido es sólido.6, 11, 12 

En los países occidentales, el riesgo global de que aparezca un cáncer colorrectal a lo largo de la vida es de 5 %; sin embargo, existen algunos grupos con un riesgo incrementado de padecerlo, debido a características epidemiológicas y patogénicas propias, a saber: poliposis colónica familiar, antecedentes familiares de adenoma colónico y personales de cáncer colorrectal y adenoma colónico, así como enfermedad inflamatoria del intestino. En nuestra serie, el cáncer colorrectal  se encontró preponderantemente asociado a colitis ulcerativa idiopática y diverticulosis del colon. 13

 La extensión del tumor a través de la pared intestinal y a órganos vecinos, de interés pronóstico evidente, fue clasificada en diversos estadios por Dukes y posteriormente modificada por Astler y Coller.  Las vías de diseminación más frecuentes del cáncer colorrectal son: linfática,  sanguínea y por contigüidad; y la menos común, la siembra peritoneal. 4

El diagnóstico de esta entidad es tardío en nuestro medio, lo cual se explica por el hecho de que en su etapa inicial resulta asintomática 14 ó apenas se piensa en ella ante cuadros clínicos que puedan indicar precozmente su presencia.

ABSTRACT

Clinical Characteristics of the Colon Cancer.  Study of 57 Patients 

A descriptive and cross-sectional study was carried out in 57 patients with colon cancer at the "Dr. Joaquín Castillo Duany" Clinical Surgical Teaching Hospital of Santiago de Cuba during the triennium 2000 - 2003, in order to identify the characteristics of the disease according to selected variables. Most of the patients of the casework were of the white race and over 55 years of age but without differences regarding distribution by sex. The left colon was the most affected one (54,4%) and the idiopathic ulcerative colitis and colon diverticulosis were among the more commonly associated conditions. The well-differentiated adenocarcinoma was the more frequent histologic type (61.4%). Most of the patients were diagnosed in the B, C and D Dukes stages, thereby it is recommended to determine the factors influencing the late diagnosis.    

Subject headings: COLONIC NEOPLASMS; COLITIS, ULCERATIVE; DIVERTICULITIS, COLONIC; NEOPLASM STAGING; SECONDARY HEALTH CARE
Limits: HUMAN-ADULT

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1.     Galano R, Rodríguez Z, Casaus A. Cáncer de colon. Seguimiento postoperatorio. Rev Cubana Cir 1997;36(1):105-8. 

2.       Fath R, Winawer SJ. Early diagnosis of colorectal cancer. Ann Rev Med 1993;34:501-5.

3.      Díaz Placencia J, Tantale E. Cáncer colorrectal. Cuadro clínico y sobrevida. Gastroenterol 1996;16(1):48-56.

4.       Steele G. Cáncer de colon y recto.  En:  Manual de la American Cancer Society.  2 ed. New York: ACS, 1996: 267- 81.

5.     Crawford MJ.  Carcinoma colorrectal. En: Cotran RS, Kumar V, Robbins SL.  Robbins. Patología funcional y estructural. 6 ed.  Madrid: Interamericana-Mc Graw-Hill, 1999:205;868-70.

6.   Volgelstein B, Kinzler KW.  The multistep nature of cancer. Trends Grenet1993;9:138.

7.      Fielding LP, Arsenault PA, Cchapius PH.  Clinicopathological staging for a colorectal cancer: An international  document syitem and international comprehensive anatomical terminology. Hepatol 1999;6:325-44.

8.  Dobbins WO.  Dysplasia and malignancy in inflamatory bowel disease. Ann Rev Med 1984:35-8.

9.  Grau JJ, Piqué JM.  Cáncer colorrectal. En: Monografias clínicas en oncología. Barcelona: Doyma,1990:12-25.

10.   Greeng WP.  Colon cancer overview. Cancer 1992;70:1206-12.

11.Villanuevas  Senz  E.  Adenomas  colónicos:  factores  de riesgo para su malignización.   Rev Gastroenterol Mex 1996;61(3):178-83.

12. Rosen M.  Follow-up of colorectal cancer: a metanalysis. Dis Colon Rectum 1998;41(9): 1116-26.

13.  Selby JF, Friedman GD, Quesenberry PJ.  A case control study of screening sigmoidoscopy and mortality from colorectal cancer. N Engl J Med 1992;326:653-7.

14.  Atkin WS, Morson BC. Longterm risk of colorectal cancer after excision of rectosigmoidadenomas.   N Engl J Med 1992;326:658-64.

Dr. Pedro Manuel Hechavarría Borrero. Edificio 26, Apartamento 7, Bloque 1, Reparto Rajayoga, Santiago de Cuba.


1   Especialista de I Grado en Medicina Interna. Instructor.
2   Especialista de I Grado en Medicina Interna.  
3   Especialista de II Grado en  Medicina Interna. Profesor Asistente.
4   Doctor en Ciencias Médicas. Profesor Titular

CÓMO CITAR ESTE ARTÍCULO

Hechavarría Borrero PM, Meriño Hechavarría T, Fernández Moreno YA, Pérez Pérez A.  Características clínicas del cáncer de colon.  Estudio de 57 pacientes   [artículo en línea]. MEDISAN 2003;7(3). <http://bvs.sld.cu/revistas/san/vol7_3_03/san02303.htm> [consulta: fecha de acceso].

Indice  Anterior Siguiente