Indice  Anterior Siguiente
MEDISAN 2002;6(4):18-24

  Formato .PDF

Hospital General Clinicoquirúrgico

Repercusión del dengue sobre el embarazo

Dr. Reinaldo López Barroso, 1 Dra. Isabel Deulofeu Betancourt y Dr. Carlos Felipe Domínguez Eljaiek 2

RESUMEN

Se realizó un estudio descriptivo, transversal y prospectivo de 80 gestantes con dengue, seleccionadas de un total de 1 168 presumiblemente afectadas por ese proceso, que fueron atendidas en el Hospital General clinicoquirúrgico Ginecoobstétrico Santiago de Cuba durante el trimestre julio-agosto de 1997. El diagnóstico se estableció en unos casos mediante la determinación de anticuerpos IgM y en otros mediante el cuadro clinicoepidemiológico. La investigación arrojó que las manifestaciones clínicas de la enfermedad en las embarazadas eran similares a las del resto de la población y que su forma hemorrágica incrementó la morbilidad y mortalidad maternoperinatal, pues la única fallecida había presentado esa variedad.

Descriptores: DENGUE: FIEBRE HEMORRÁGICA DEL DENGUE; EMBARAZO; AEDES AEGYPTI; BROTES DE ENFERMEDADES; ENFERMEDADES TRANSMISIBLES

---------------------------------

A partir de la epidemia de dengue ocurrida en Cuba en 1977 por el serotipo 1, que dañó a 42 % de la población, nuestro país se ha enfrentado en cada década a un grave problema de salud, que en 1981 provocó 158 defunciones a causa del brote epidémico de dengue hemorrágico por el serotipo 2. 1

En 1997, la ciudad de Santiago de Cuba se vio tan afectada por la epidemia de dengue del serotipo 2, genotipo Jamaica, que ello nos indujo a valorar la repercusión de este proceso infeccioso sobre el embarazo y el producto de la concepción, así como a describir su cuadro clínico en las gestantes.

Para atender a las grávidas presumiblemente portadoras de dengue se constituyó un equipo multidisciplinario integrado por obstetras, clínicos, terapistas, imagenólogos y hematólogos, que estableció el diagnóstico y la conducta terapéutica. Cada caso fue discutido con una comisión de expertos del nivel provincial de salud, asesorados por peritos nacionales al respecto.

MÉTODOS

Se realizó un estudio descriptivo, transversal y prospectivo sobre 168 gestantes que ingresaron con el diagnóstico de dengue en el Servicio de Ginecoobstetricia del Hospital General de Santiago de Cuba durante el trimestre junio-agosto de 1997, con los siguientes criterios de selección:

  1. Determinación de anticuerpos IgM, excluyendo a las pacientes con resultados negativos.
  2. Embarazadas con el cuadro clinicoepidemiológico típico, sin previa realización de estudio serológico de IgM.

Los criterios epidemiológicos fueron establecidos por las autoridades sanitarias, al declarar la existencia de epidemia de dengue en el territorio.

Los criterios clínicos se basaron en:

Dengue clásico: Enfermedad febril aguda, acompañada de 2 ó más de los siguientes síntomas: cefalea, dolor retroorbitario, dolor osteomioarticular y erupción.

RESULTADOS

La casuística estuvo constituida por 40 gestantes con dengue clásico diagnosticado clínicamente (93,0 %) y 3 mediante resultados positivos de IgM (7,0 %), así como por 32 con dengue hemorrágico según diagnóstico clínico (86,5 %) y 5 según estudio serológico positivo (13,5 %).

Tanto el cuadro clínico del dengue clásico mediante diagnóstico clinicoepidemiológico como de laboratorio (tabla 1) se caracterizó por provocar el primer día: fiebre, cefalea y dolor (osteomioarticular retroorbitario) en ese orden, como principales síntomas.

      Tabla 1. Características del cuadro clínico del dengue clásico durante el embarazo

Síntomas y signos

Días de aparición

1D

2D

3D

4D

5D

C %

IgM %

C %

IgM %

C %

IgM %

C %

IgM %

C %

IgM %

Fiebre

97,5

100,0

2,5

             

Cefalea

95,0

66,6

2,5

             

Dolor retroorbitario

55,0

33,3

2,5

             

Dolor osteomioarticular

77,5

33,3

               

Dolor abdominal

15,0

 

5,0

   

66,6

2,5

     

Somnolencia

5,0

                 

Tos seca

12,5

                 

Sudoración

5,0

                 

Erupción

2,5

33,3

               

Fuente: Historia clínica
C: Diagnóstico clínico
IgM: Diagnóstico de laboratorio

Las manifestaciones del dengue hemorrágico diagnosticado clínicamente y por IgM fueron muy similares a las del dengue clásico (tabla 2); sin embargo, el sangramiento y las petequias se presentaron desde el primer día en la variedad hemorrágica.

    Tabla 2. Características del cuadro clínico del dengue hemorrágico durante el embarazo

Síntomas y signos

Días de aparición

1D

2D

3D

4D

5D

C %

IgM %

C %

IgM %

C %

IgM %

C %

IgM %

C %

IgM %

Fiebre

97,8

100,0

               

Cefalea

93,8

60,0

               

Dolor retroorbitario

50,0

60,0

6,2

             

Dolor osteomioarticular

66,6

40,0

3,1

 

3,1

         

Dolor abdominal

12,5

 

3,1

 

3,1

20,0

       

Somnolencia

6,3

                 

Tos seca

18,8

                 

Sudoración

6,3

                 

Erupción

3,1

20,0

 

20,0

       

3,1

 

Petequias

6,3

   

20,0

9,4

     

3,1

 

Sangramiento

18,8

20,0

6,3

     

3,1

     

Fuente: Historia clínica
C: Diagnóstico clínico
IgM: Diagnóstico de laboratorio

En las embarazadas con dengue clásico (tabla 3), la fiebre duró un día en casi la mitad de ellas, pero fue disminuyendo progresivamente hasta el tercer día: seguida en frecuencia por la cefalea y dolor, tanto abdominal como retroorbitario, pero durante menos tiempo. En las gestantes diagnosticadas como portadoras de la afección mediante pruebas de laboratorio, las dos terceras partes presentaron fiebre hasta el tercer día, aunque en el resto se mantuvieron hasta el quinto el dolor (osteomioarticular y retroorbitario) y la somnolencia.

     Tabla 3. Características del cuadro clínico del dengue hemorrágico durante el embarazo

 

Síntomas y signos

Días de evolución

1D

2D

3D

4D

5D

6D

C %

IgM %

C %

IgM %

C %

IgM %

C %

IgM %

C %

IgM %

C %

IgM %

Fiebre

45,0

 

30,0

33,3

10,0

33,3

7,5

 

2,5

     

Cefalea

27,5

 

40,0

33,3

7,5

 

12,5

 

2,5

     

Dolor retroorbitario

10,0

 

30,0

 

10,0

33,3

5,0

     

2,5

 

Dolor osteomioarticular

20,0

33,3

27,5

 

15,0

33,3

10,0

   

33,3

   

Dolor abdominal

10,0

 

2,5

 

10,0

33,3

5,0

   

33,3

   

Somnolencia

2,5

     

2,5

       

33,3

   

Tos seca

2,5

         

2,5

 

2,5

 

5,0

 

Sudoración

2,5

 

2,5

                 

Erupción

   

2,5

                 

Fuente: Historia clínica
C: Diagnóstico clínico
IgM: Diagnóstico de laboratorio

En las pacientes con el dengue hemorrágico (tabla 4), la evolución de los síntomas fue similar en las diagnosticadas clínicamente y a través del laboratorio, puesto que perduraron la mayoría de estos hasta el tercer día y las manifestaciones hemorrágicas lo hicieron generalmente hasta el segundo. En esas mismas grávidas, los resultados de la prueba del lazo fueron positivos en 19 de las diagnosticadas mediante el cuadro clínico (59,4 %) y en 3 de las que tuvieron anticuerpos IgM+ (60,0 %); de ellas, en 13 de las primeras (40,6 %) y 2 de las segundas (40,0 %), el recuento de plaquetas de la sangre arrojó valores disminuidos.

    Tabla 4. Evolución del cuadro sintomático en el dengue hemorrágico durante el embarazo

 

Síntomas y signos

Días de aparición

1D

2D

3D

4D

5D

C %

IgM %

C %

IgM %

C %

IgM %

C %

IgM %

C %

IgM %

Fiebre

43,8

80,0

37,5

 

12,5

 

3,1

20,0

3,1

 

Cefalea

15,6

40,0

40,6

 

12,5

20,0

18,8

 

6,3

 

Dolor retroorbitario

6,3

40,0

25,0

 

6,3

 

9,4

20,0

9,4

 

Dolor osteomioarticular

21,9

 

12,5

 

18,8

 

6,3

40,0

9,4

 

Dolor abdominal

9,4

 

6,3

 

33,3

20,0

   

3,1

 

Somnolencia

3,1

             

3,1

 

Tos seca

               

6,3

 

Sudoración

                   

Erupción

3,1

 

3,1

       

20,0

   

Petequias

   

9,4

3,1

   

3,1

 

3,1

20,0

Sangramiento

6,3

 

18,8

     

3,1

   

40,0

Fuente: Historia clínica
C: Diagnóstico clínico
IgM: Diagnóstico de laboratorio

En la tabla 5 figura que la hemoconcentración según criterios de Montesano (11) se confirmó en 6,3 % de las gestantes con dengue hemorrágico y en 5,0 % de las afectadas por dengue clásico, en ambos casos diagnosticados clínicamente. Llama la atención el incremento del valor de la relación hematócrito/hemoglobina igual o superior a 3,3, especialmente en las embarazadas con dengue hemorrágico corroborado mediante el laboratorio.

En los exámenes ultrasonográficos de abdomen, los hallazgos fueron normales en 92,5 % de las pacientes con dengue clásico diagnosticado a partir del cuadro clínico y en 66,6 % por medio de la presencia de anticuerpos IgM+, aunque se observaron formas ligeras de esplenomegalia, hepatomegalia y edema perivesical; sin embargo, en 411,3 % de las grávidas con dengue hemorrágico clínico detectamos algún tipo de alteración de visceromegalia y derrame seroso, mucho más acentuado en aquellas pacientes en las cuales se verificó el proceso a través del laboratorio (hepatomegalia y serositis en 60 %, esplenomegalia en 40 % y edema perivesicular en 20 %).

De las 80 embarazadas de la muestra estudiamos a 28 al término de la gestación, distribuidas en: 11 con dengue clásico, que evolucionaron normalmente y tuvieron un parto y puerperio satisfactorios; y 17 con dengue hemorrágico: 13 que finalizaron la gravidez sin complicaciones (76,5 %), 3 con crecimiento intrauterino retardado (17,6 %) y una que falleció, incluida la muerte fetal intermedia.

      Tabla 5. Valores de la hemoconcentración

 

 

Forma clínica

Relación hematócrito/hemoglobina

Menos 3,2

3,2

3,3

3,4

3,5 y +

No.

%

No.

%

No.

%

No.

%

No.

%

Dengue clásico (diagnóstico clínico)

2

5,0

7

17,5

17

42,5

12

30,0

2

5,0

Dengue clásico (IgM positivo)

1

33,3

1

33,3

1

33,3

       

Dengue hemorrágico (diagnóstico clínico)

2

6,3

5

15,6

13

40,6

9

28,1

2

6,3

Dengue hemorrágico (IgM positivo)

   

1

20,0

3

60,0

1

20,0

   

Fuente: Historia clínica

DISCUSIÓN

Durante el primer día de la enfermedad, el cuadro clínico del dengue se caracterizó por fiebre, cefalea y dolor, tanto retroorbitario como osteomioarticular, que son los síntomas típicos del proceso en la forma común o clásica (1 – 9); en el dengue hemorrágico, a lo anterior se añadieron el sangramiento y las petequias, que resultaron más evidentes al segundo día de evolución.

En la literatura al respecto consultada, 1, 2, 5, 6, 8 las manifestaciones hemorrágicas aparecen en la población afectada alrededor del quinto día; pero en la muestra estudiada por nosotros comenzaron desde el primer día de evolución, lo cual atribuimos a los cambios hematológicos que se producen en las gestantes.

La fiebre, la cefalea y el dolor retroorbitario empezaron a disminuir a partir del tercer día de padecer la afección, en tanto los episodios hemorrágicos fueron más acentuados en los dos primeros días del dengue hemorrágico.

Casi en la mitad de las embarazadas con esta última variedad diagnosticada clínicamente como a través del laboratorio, la prueba del lazo arrojó positividad y el número de plaquetas estaba disminuido, lo cual coincide con lo encontrado por Bunyavejchevin et al 10 en su serie.

En ambas formas de dengue prevaleció una relación hematócrito/hemoglobina igual a 3,3 ó más; mientras que las imágenes de la ecografía abdominal fueron interpretadas predominantemente como normales en las grávidas con dengue clásico y revelaron edema perivesical más las alteraciones por hepatomegalia, esplenomegalia, y serositis (en el hemorrágico. Para medir los niveles de hemoconcentración utilizamos los criterios de Montesano 11 en México.

Todas las embarazadas con dengue clásico que estudiamos al final de la gestación, tuvieron un parto y puerperio normales, de donde se infiere, tratando de generalizar la experiencia, que esta forma de la enfermedad no parece afectar la evolución satisfactoria del binomio madre-hijo durante la gravidez; y si bien la variedad hemorrágica provocó crecimiento intrauterino retardado en algunos casos y una muerte maternoperinatal, la mayor parte de las gestantes que la padecieron, extrapolando igualmente estos hallazgos, evolucionaron favorablemente hasta el término del embarazo, de lo cual pudiera presumirse que la morbilidad y mortalidad son fenómenos a esperar en el dengue hemorrágico, pero no con carácter prevaleciente.

En la bibliografía revisada se hace una determinada referencia a la repercusión de este proceso infeccioso sobre el producto de la concepción, como en un trabajo análogo llevado a cabo por el Colegio Médico Kaohsiung de la República de China, 2 donde sus autores afirman no haber hallado relación alguna de la entidad con la producción de teratogenicidad, aborto ni crecimiento intrauterino retardado; resultados que, a nuestro juicio, son demasiado abarcadores y tienden a restar importancia al dengue hemorrágico, que sí puede incidir negativamente sobre el buen desarrollo de la gestación y cuya gravedad exige una vigilancia especial y mantenida en estos casos.

ABSTRACT

Implication Of Dengue On Pregnancy 

A descriptive, cross-sectional and prospective study was carried out in 80 pregnant women with dengue selected among 168 women presumably affected by that condition who were attended in the "Santiago de Cuba"  General Gynecological Obstetrical and Clinical Surgical Hospital during the trimester July-August, 1997.  The diagnosis was made in some cases by determining IgM antibodies and in other cases by means of the clinicoepidemiologic pattern.  The investigation revealed that the clinical manifestations of disease in the pregnant womenwere similar to those of the rest of the population and that its hemorrhagic form increased the maternal perinatal morbidity and mortality, since the only dead patient had that variety.

Subject headings: DENGUE; DENGUE HEMORRHAGIC FEVER; DISEASE OUTBREAKS; COMMUNICABLE DISEASES; PREGNANCY

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. OPS. Dengue y dengue hemorrágico en las Américas: Guías para su prevención y control. Washington, DC: OPS; 1995.
  2. Cautelar de Francisco M. Dengue en el Caribe y las Américas. II parte. Rev Cubana Med Trop 1983;35(2):136-53.
  3. Schwarz TF, Jager G. Imported dengue virus infection in german tourists. Zentralbl Baakterial 1995;282(4):533-6.
  4. Mahe A, Lamaury I. Mucocutaneous manifestation of dengue. Pres Med 1998;22(32):11909-13.
  5. Villeneuve L, Mansuy JM, Magnaval JF, Schlegel C. Dengue in Martinique in 1995-1996. Medd Trop Mars 1998;58(2):145-8.
  6. Roca Goderich R, Smith Smith V, Paz Presilla E, Losada Gómez J, Pérez Paz H, Serret Rodríguez B, et al. Fiebres hemorrágicas producidas por virus. En: Temas de medicina interna. La Habana: Editorial Pueblo y Educación; 1985;t 3:428-35.
  7. Figueroa M, Pereira R, Gutiérrez H, Meejía C, Padillaa N. La epidemia de dengue en Honduras, 1978-1980. Bol Of Sanit Panam 1982;93(5):434-41.
  8. Senado Dumoy J, Capote Pérez CA, Sbarch Scharrager N. Fiebre hemorrágica dengue: Cuadro clínico y complicaciones. Rev Cubana Med 1984;23(1):100-7.
  9. Marianneau P, Flamand M, Deubel V, Despres P. Apoptotic cell death in responce to dengue virus infection: The pathogenesis of dengue hemorrhagic fever revisted. Clin Diag Virol 1998;10(2-3):113-9.
  10. Buyavejchevin S, Tanawa Ttanacharoen S, Taechakrainchana N, Thisyakom V, Tamirandon Y, Limpaphayom K. Dengue hemorrhagic fever during pregnancy: antepartum, intrapartum and postpartum, management. J Obstet Gynaecol Rev 1997;23(5):445-8.
  11. Montesano CR, Ruiz MC. Vigilancia y epidemiología del dengue en méxico. Salud Publ Mex 1995;37 Supl: 564-77.
  12. Chong KY, Lin KC. A preliminary report of the fetal effects of dengue infection in pregnancy. Kao Hsiung I H sueh Ko Hsueh Tsa Chic 1989;5(1):31-4.

Dr. Reinaldo López Barroso.  Finca La Guadalupe, El Rodeo, El Caney, Santiago de Cuba


1 Especialista de I Grado en Obstetricia y Ginecología. Profesor Asistente
2 Especialista de I Grado en Medicina Interna. Profesor Asistente

CÓMO CITAR ESTE ARTÍCULO

López Barroso R, Deulofeu Betancourt I, Domínguez Eljaiek CF. Repercusión del dengue sobre el embarazo. [artículo en línea]. MEDISAN 2002;6(4). <http://bvs.sld.cu/revistas/san/vol6_4_02/san03402.htm> [consulta: fecha de acceso].

Indice  Anterior Siguiente