SIMPOSIO "JUAN PÉREZ DE LA RIVA" IN MEMORIAN

 

Declaración en ocasión del Día Mundial de la Población 2007
Día Mundial de la Población
11 de julio de 2007

 

Statement made on the occasion of the World Population Day 2007
World Population Day
July 11th 2007

 


Thoraya Ahmed ObaidI

IDirectora Ejecutiva del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA).

 

 


 

El Día mundial de la Población nos ofrece la oportunidad de centrarnos en los compromisos asumidos y las acciones realizadas para velar porque cada embarazo sea deseado, cada parto sea seguro, cada joven esté libre del VIH/SIDA y cada niña y cada mujer sea tratada con dignidad y respeto. El tema del Día Mundial de la Población de este año es: "Los hombres como aliados para la salud materna."

Actualmente, es excesivo el número de mujeres que pierden la vida innecesariamente debido a complicaciones del embarazo y el parto. Cada minuto, se agrega otra mujer. Cada minuto, la pérdida de una madre sacude a una familia y amenaza el bienestar de los hijos sobrevivientes. Y por cada mujer que muere, otras 20 ó más padecen graves complicaciones, entre ellas, la fístula obstétrica.

Los líderes mundiales se han comprometido a mejorar la salud materna y a promover la igualdad entre hombres y mujeres. Y los hombres pueden efectuar enormes contribuciones, utilizando su poder para propiciar cambios positivos. Los hombres tienen poder en una amplia gama de situaciones, desde las decisiones personales y de la familia hasta las decisiones normativas y programáticas adoptadas a todos los niveles de gobierno.

El UNFPA, Fondo de Población de las Naciones Unidas, apoya las iniciativas para la maternidad sin riesgo en todo el mundo. El Fondo colabora con los gobiernos y otros copartícipes para asegurar que toda mujer tenga acceso a tres servicios de salud reproductiva que salvan vidas: planificación voluntaria de la familia, atención del parto por personal calificado y atención obstétrica de emergencia cuando surgen complicaciones del parto.

En los países donde se dispone ampliamente de esos servicios, es mayor el número de madres y lactantes que sobreviven.

La experiencia prueba que el involucramiento y la participación de los hombres puede significar una enorme diferencia. Al desalentar el matrimonio precoz, promover la educación de las niñas fomentar las relaciones equitativas y apoyar la salud reproductiva y los derechos reproductivos de la mujer, se logra un gran adelanto.

Hoy, en el Día Mundial de la Población, es hora de que todos los hombres -en su condición de padres, hermanos, líderes comunitarios y religiosos y funcionarios gubernamentales- se conviertan en aliados en pro de la salud de las madres. Juntos podremos lograr que este día sea el último en que 1.440 mujeres pierdan la vida a raíz del embarazo y el parto. Avancemos con el mensaje: "Ninguna mujer debería perder la vida al dar a luz" y hagamos todo lo posible para promover el derecho de cada mujer a disfrutar de una vida con dignidad, salud e igualdad de oportunidades.