DEBATE

 

El resumen del artículo científico de investigación y recomendaciones para su redacción


The abstract of the scientific research article and some recommendations for writing

 

 

Dania Silva Hernández

Redactora-Editora. Editorial Ciencias Médicas. La Habana, Cuba.

 

 


RESUMEN

Se exponen algunas funciones del resumen de un artículo científico de investigación y los problemas que con más frecuencia se observa en ellos. Se presentan algunos datos históricos sobre el origen del resumen, su concepto, tipos y 15 recomendaciones prácticas para su redacción. Apoyada en estas recomendaciones, se propone un esquema de trabajo dividido en cuatro momentos para lograr paso a paso un buen resumen, que equivale a que esté bien redactado y tenga un contenido coherente con el artículo. Un resumen con estas condiciones conseguirá que la opinión primaria de directores, árbitros, editores y lectores sobre un artículo sea favorable; lo contrario llevará con seguridad a un dictamen desfavorable. Se puede afirmar entonces que el futuro de un artículo depende en gran medida de la calidad de su resumen.

Palabras clave: Redacción científica, resumen, artículo científico de investigación.


ABSTRACT

Some functions of the abstract of a scientific research article were presented in this paper, together with the most frequent problems found. Likewise, some historical data on the origin, concept, and types of abstract were provided as well as 15 practical recommendations for its writing. On the basis of these recommendations, a working outline divided into four moments is suggested, with a view to attaining step by step a good abstract, that is to say, a well-written abstract with a content that matches the article. An abstract having these conditions can help to create favourable primary opinions in directors, arbiters, editors and readers about the article, otherwise would cause an unfavorable opinion. It may be stated that the future of a research article depends largely on the quality of its abstract.

Key words: Scientific writing, abstract, scientific research article.


 

 

INTRODUCCIÓN

El artículo científico es un informe escrito publicado, que da cuenta de los resultados de una investigación. Es también parte fundamental del proceso investigativo, por lo que se afirma que la investigación científica no está completa en tanto sus resultados no hayan sido publicados.1-3

El resumen es una de las partes más importante del artículo científico, es el primer encuentro del lector con una investigación o relato, por lo que su función es comunicar en forma rápida y precisa su contenido esencial. Lo anterior permite a los investigadores determinar la relevancia del tema tratado y decidir si le interesa o no consultar el texto completo.1-3

Con la lectura del resumen, el director de una revista puede identificar rápidamente la validez y el interés científico del artículo con fines de publicación y es también un medio referente para los comités científicos de eventos a la hora de considerar la pertinencia o no de un trabajo y decidir sobre su presentación. El resumen es generalmente el único elemento recuperado y/o revisado en las bases de datos bibliográficas, lo que implica que llegará a muchísimos más lectores, por tanto, ya no es solo parte importante, sino la más leída por la mayoría de los interesados y a veces la única.1,4 El resumen es también una de las partes del artículo más difícil de redactar.

En la actualidad, frente al aumento cada vez mayor de la producción científica,5 no queda otra opción para mantenerse al día, que leer, en primera instancia, los resúmenes de los artículos en cuestión.

No pocos autores se quedan cortos en la redacción de sus resúmenes. Pudiera ser que le conceden muy poco tiempo a este asunto, pero lo cierto es que omiten información, casi siempre las conclusiones; en este sentido, y al parecer, algunos las confunden con los resultados. Es necesario decir que las conclusiones afloran a partir de una elaboración teórica que hace el investigador sobre la base de sus resultados y sin olvidar que deben dar respuesta a los objetivos. Con frecuencia dejan de lado las palabras clave que deben presentarse siempre acompañando al resumen; ignoran el orden debido y descuidan la calidad como un todo. Sucede, además, que algunos olvidan enviar el resumen como parte del artículo, por lo que pudiera pensarse que minimizan su importancia o desconocen su significación.

Estas razones justifican la intención de este artículo, que es contribuir en alguna medida, a la redacción del resumen de un artículo original de investigación con buena calidad; dirigido sobre todo a los que se inician en la expresión científica y también para los experimentados que quieran debatir el tema.

Para cumplir con el propósito propuesto, es interesante y necesario dar alguna información sobre el origen del resumen, concepto y tipos, elementos que complementan el asunto de la redacción del resumen del artículo científico de investigación.


ALGUNAS REFERENCIAS HISTÓRICAS SOBRE EL ORIGEN DEL RESUMEN

Entre enero y marzo de 1665 aparecieron las primeras revistas científicas, Journal des Scavants en Francia y Philosophical Transactions, en Inglaterra, las cuales sustituyeron las cartas, que hasta aquel entonces los científicos intercambiaban entre sí para comunicar sus resultados investigativos. En estos años se realizaban algunas acciones para agrupar de manera más o menos organizada lo esencial de las investigaciones científicas llevadas a textos. En la Royal Society of London, la más antigua sociedad científica del Reino Unido, una de las más antiguas de Europa, existía un grupo de científicos que se reunía con cierta periodicidad. La publicación de los debates que allí se producían contribuyó al nacimiento de los primeros proceedings (actas) de esta sociedad que aparecieron también en 1665.

En 1821, con la publicación de los informes anuales sobre los avances de las Ciencias Físicas, se encontró una nueva forma de sistematización y en 1830, la aparición condensada de textos de la Pharmazeutische Zentralblatt (Revista Farmacéutica), significó una oportuna respuesta a la creciente demanda de información actualizada en el sector farmacéutico.

Es así que los procesos de condensación fueron en principio expresión de la necesidad de garantizar el acceso al gran volumen de trabajos publicados, que cada vez se hacía mayor en todos los campos del saber.6-8

Pudiera pensarse que poco a poco estos procesos fueron perfeccionándose hasta llegar al resumen que en la actualidad se conoce.

La mayoría de las revistas clínicas no incluyeron los resúmenes de los artículos hasta la década de los 60 del siglo XX, período en que el Journal of the American Medical Association y Canadian Medical Association Journal, lo trasladaron, conjuntamente con las conclusiones hacia la parte inicial de los trabajos, lo que daba al lector la posibilidad de seleccionar con mayor rapidez los artículos de su interés. Poco después, The New England Journal of Medicine, Lancet, Annals of Internal Medicine y British Medical Journal, siguieron el ejemplo.6-8


CONCEPTO

En su forma más clásica, el resumen puede considerarse como una versión en miniatura del artículo. Debe ofrecer un sumario breve de cada una de las secciones principales del artículo.2,3,6,9-12

Es de interés citar el concepto de resumen dado por González citado por el Díez M. BL., quien sostiene que resumir es:

Una actuación sobre el contenido de los documentos para aminorar la abundancia de información contenida en ellos y para realzar aquellas partes del mensaje que más conviene a los usuarios. Tras ello, el mensaje del documento original queda transformado, pasando a formar un nuevo documento que conocemos como resumen: texto autónomo, breve y completo gramaticalmente, que recoge el contenido substantivo de otro, primero u original.1

Al parecer González está diciendo que no se debe escribir un resumen rápidamente o en cualquier momento del proceso de redacción del artículo, por salir del paso y resolver la necesidad de publicar; sino que para lograr un buen resumen, antes de redactarlo, es necesario volver sobre el contenido del artículo y trabajar, y además, evitar la mal praxis idiomática en el uso del lenguaje, para que no resulte un resumen desorganizado, debilitado o mutilado,3,13-17 y como dice, gramaticalmente completo.


TIPOS DE RESÚMENES

El resumen puede presentarse en dos tipos principalmente: no estructurado y estructurado.

En el resumen no estructurado no hay divisiones del texto y la información se presenta en un párrafo o en forma narrativa. Puede ser de tipo indicativo o descriptivo, informativo e indicativo-informativo.

El resumen estructurado está compuesto por varios párrafos breves que describen lo más relevante de cada una de las partes del manuscrito.

El no estructurado tipo indicativo o descriptivo muestra, de manera general, la naturaleza y el alcance del documento al que se refiere y describe los principales asuntos tratados. Tiene entre 50 y 150 palabras. Dada su brevedad, no reemplaza la lectura del original. Se usa tradicionalmente en los artículos de revisión, reseñas, comunicaciones a conferencias, informes publicados o inéditos y otros.

El tipo informativo tiene por objeto condensar el artículo e informar los temas tratados en el documento de origen, con la inclusión implícita de los objetivos, los métodos, resultados y las conclusiones. En algunos casos, puede reemplazar la lectura del documento primario. Tiene más de 200 palabras y es muy apropiado para los artículos originales de investigación.

El tipo indicativo-informativo combina las dos modalidades anteriores. Este tipo de resumen, también apropiado para los artículos originales de investigación, presenta en forma condensada y explícita los principales argumentos, datos y conclusiones, a la vez que indica brevemente el alcance y contenido del documento.6,11

Otro tipo de resumen, que es interesante conocer, es el llamado resumen ejecutivo, que condensa el contenido del documento de origen de modo más completo que cualquiera de los otros tipos de resúmenes descritos, al punto de que en muchas ocasiones sustituye su lectura. Se usa para informar grandes proyectos de desarrollo e investigación. Está dirigido a los ejecutivos y a quienes toman decisiones. Suele publicarse en un documento separado del original y se considera un informe de investigación publicable generalmente en revistas científicas relacionadas con la administración o las finanzas.18,19

En la actualidad el resumen estructurado muestra un incremento en las revistas biomédicas cubanas, sobre todo en artículos originales, de revisión y otros.


RECOMENDACIONES PRÁCTICAS PARA REDACTAR UN RESUMEN

De entre las múltiples recomendaciones publicadas, se recopilaron 15 que parecieron ser las más importantes a tener en cuenta en el momento de redactar un resumen, ellas son:

1. Consultar las "instrucciones a los autores" en la revista seleccionada para publicar el artículo.

2. Redactar el resumen en un solo párrafo, modo impersonal y en tiempo pasado, excepto las conclusiones que llevan el verbo en presente.

3. Procurar que el resumen tenga precisión, concisión, orden y la información más importante de cada sección del artículo original.

4. Evitar frases demasiadas largas que desvían del tema principal y no abusar de las frases de transición necesarias para la preparación del texto.

5. Constatar la homogeneidad del resumen en relación con el texto principal, es decir, que no aporte información o conclusiones no presentes en el texto.

6. Eliminar citas bibliográficas, siglas y abreviaturas, a no ser las internacionalmente conocidas.

7. Cuidar que los datos cualitativos y cuantitativos sean exactos.

8. Cuidar que el resumen como un todo esté libre de erratas.

9. Evitar comenzar el resumen repitiendo las mismas palabras del título.

10. Evitar las frases tales como: "según dice el autor, el documento concluye."

11. Comprobar que las versiones en otro idioma dicen lo mismo que el resumen elaborado en la lengua original del texto principal.

12. Redactar el documento, preferiblemente por sus autores, quienes considerarán la autonomía que debe tener todo resumen, por lo que tratarán que su lectura sea de fácil comprensión.

13. Recordar que el resumen no es el recuento de antecedentes, ni una revisión histórica del tema, ni un comentario sobre el artículo.

14. Limitar la longitud del resumen a la indicada o sugerida por la revista seleccionada para enviar el artículo.

15. Redactar el resumen una vez terminado el artículo, cuando se haya profundizado en el tema y alcanzado una visión detallada del contenido del trabajo. 1,3,4,7,11,20,21

Ahora bien, ¿cómo trabajar en la práctica con estas recomendaciones para lograr un resumen de buena calidad por su contenido y su redacción? Para ello, se tomaran estas recomendaciones en 4 momentos diferentes.

Primer momento

Para los que se inician en la redacción científica, fundamentalmente, se propone, en este primer momento interiorizar el apartado No. 15 y guardar los demás en su ordenador, su libreta de notas o cualquier lugar de donde los pueda sacar en un otra oportunidad. A continuación y coincidiendo con González,1 vuelva la mirada hacia el artículo y a modo de ejercicio, profundice en cada una de sus partes, por ejemplo, precise si el título expresa la idea central que quiere comunicar al lector y revise si la introducción describe el interés que tiene el problema tratado en el medio científico, lo que está hecho y lo que no; analice si sus objetivos están planteados con claridad, compruebe si las conclusiones dan respuesta a estos objetivos, verifique si ha redactado el apartado de métodos con precisión para que el estudio pueda ser reproducido, compruebe si los resultados más significativos están descritos en forma ordenada en tablas, figuras o texto. Finalmente, verifique si en la discusión, además de comparar sus resultados con los de otros estudios, ha plasmado el vínculo que debe existir entre los objetivos y los resultados. Debe haber conexión total en la información que se ofrece en las distintas secciones. Por último, revise su listado de referencias para verificar que cada una tenga los datos completos y sin errores. Puede aprovechar este ejercicio para detectar alguna falla en el artículo pues necesariamente para tener un buen resumen, hay que tener, en primera instancia, un buen artículo.

Una vez concluido lo anterior, el autor debe tener una visión detallada del contenido del artículo y puede decirse que también, los elementos relevantes de cada una de sus partes.

Es el momento de redactar el primer borrador del resumen y entonces simplemente escriba lo que ya sabe que debe escribir, desde el principio hasta el final, sin preocuparse mucho por los detalles de forma, ni por la extensión.

Segundo momento

Concluida esta primera versión, ha llegado el segundo momento, pero saque de su ordenador solo la recomendación No.14.

Cuente el número de palabras de su resumen.

Decir lo que hay que decir en pocas palabras solo se puede alcanzar gracias a la supresión de lo redundante, de frases abstractas y complejas, de expresiones que se pueden decir de otra manera con menos palabras; y de proponerse que el número de términos permitidos formen frases claras y con sustancia.22 Un ejemplo simple es el siguiente: en los resúmenes aparece con frecuencia la expresión "con vistas a" pero si se sustituye por la preposición "para" se dice lo mismo con dos palabras menos, y así poco a poco, se trabaja para utilizar mejor las palabras y acortar el resumen si fuera necesario.

Si por diversas razones la revista deja pasar un resumen extenso, corre el peligro de que algunas bases de datos bibliográficas lo mutile pues cortan automáticamente todo aquel que se extienda más allá del límite permitido.4

Tercer momento

El tercer momento, que no es más que la comprobación de que el resumen cumple con las primeras 13 recomendaciones; analizarlas una a una, introducir las que faltan, rectificar lo que está mal pero contar siempre el número de palabras que tiene para evitar salirse demasiado de los límites permitidos, (recomendación No.14).

Cuarto momento

Al final, en el cuarto momento, pruebe a leer el resumen completo, preferiblemente en voz audible, haciendo solo las pausa indicadas por los signos de puntuación y si logra llegar hasta el final, si todo "suena" bien, con certeza, su resumen está bien redactado. Si no lo consigue, es necesario averiguar lo que está fallando, ya sea en la redacción o en su contenido, y repararlo.

Para los menos experimentados, pudiera ser que los cuatro momentos le consuman tiempo pero como dice Herranz:22 "El autor prudente nunca creerá estar malgastando las horas que destina a escoger y reordenar cuantas veces sea necesario las palabras del resumen para obtener al final un texto claro, objetivo, conciso, informativo y atractivo."

El esquema planteado pudiera parecer complicado, pero después que se hace una vez, resulta comprensible, fácil y se puede hacer todo al unísono sin darse cuenta, casi de rutina. Aquí se presenta separado en cuatro momentos por una cuestión metodológica.

Finalmente, puede concluirse que un resumen redactado con claridad, orden, método y rigor científico, prácticamente confirma la buena calidad del artículo que será, en la mayoría de los casos, aprobado por los árbitros y bien valorado por los directores, editores y lectores; lo contrario llevará con seguridad a un dictamen desfavorable. Se puede afirmar entonces que el futuro de un artículo depende en gran medida de la calidad de su resumen.

 

Agradecimientos

A Aurea Ramos Boch,por su valiosa ayuda en la búsqueda de información;a José Antonio López Espinosa, por sus acertadas sugerencias.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Díez BL. El resumen de un artículo científico. Qué es y qué no es. Invest Educ Enferm. 2007;25(1):31-6.

2. Jiménez Paneque R, editor. Metodología de la Investigación. Elementos básicos para la investigación clínica. La Habana: Editorial Ciencias Médicas;1998.

3. El artículo científico [monografía en Internet]. [citado 16 Oct 2007]. Disponible en: http://www.cpicmha.sld.cu/bvs/monografias/manualRedaccion/capitulo2derech.htm

4. Sousa Valmi D, Driessnack M, Flória-Santos M. Cómo escribir el resumen de un artículo para publicación. Acta Paul Enferm. 2006;19(3):253-6.

5. Cué Brugueras M, Oramas Díaz J. Síntesis de información y artículos de revisión. ACIMED [serie en Internet]. 2008 Feb [citado 21 Feb 2008];17(2). Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/aci/vol17_2_08/acisu208.htm 

6. López Espinosa JA, Pamias González E, Cáceres Manso E, Ramos Sánchez E, Díaz del Campo S, Abascal Rivero ME. Propuesta de una guía para la elaboración de resúmenes más informativos. ACIMED. 1995;3(3):5-23.

7. Molina J, Clará A, Miralles M, de la Fuente N, Vidal-Barraquer F. ¿Tienen nuestros resúmenes (abstracts) lo que deben tener? Un análisis de la década 1991-2000. Angiología. 2002;54(1):11-8.

8. Pessanha C. Criterios editoriales para la evaluación científica: notas para la discusión. ACIMED  [serie en Internet]. 2001 May [citado 15 Nov 2007];9 (supl14). Disponible en: http://www.bvs.sld.cu/revistas/aci/vol9_s_01/sci21100.htm

9. Zanetti Vilá O, editor. Metodología del Trabajo Científico en Medicina Militar. La Habana: Imprenta Central de Las FAR;1986.

10. Day R, editor. Cómo escribir y publicar trabajos científicos. 2da ed. Washington, D.C.: OPS;1996. [Publicación Científica No. 538].

11. López Espinosa JA. El resumen como fuente de información y medio de comunicación. RESUMED. 1997;10(3):103-6.

12. Bayarre Vea H, Hosford Saing R, editores. La comunicación de los resultados. El Artículo Científico. En: Métodos y técnicas aplicadas a la investigación en Atención Primaria de Salud [sitio en Internet]. [citado 30 Oct 2007]. Disponible en: http://www.sld.cu/galerias/pdf/sitios/dne/bayarre_y_hosford.pdf

13. Jiménez Arias ME. ¿Qué trato merece la redacción científica? MEDISAN [serie en Internet]. 2007 Mar [citado 21 Feb 2008];11(1). Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/san/vol11_1_07/san04107.htm

14. Bacallao Gallestey J. El fantasma de los paradigmas. Rev Habanera Ciencias Méd [serie en Internet]. 2002 [citado 20 Ene 2008];1(2). Disponible en: http://www.ucmh.sld.cu/rhab/articulos_rev2/articulo_bacallao.htm Alfonso Sánchez I.

15. Alfonso Sánchez I. El arte de escribir [editorial]. ACIMED. 2001;9(2):85-7.

16. Bernal C. Gerundio. Granma. 27 Oct 2004;Secc. del lenguaje: 5 col (3).

17. Alpizar Castillo R. Para expresarnos mejor. 4ta ed. La Habana: Editorial Ciencias Médicas;2002.

18. Miyashiro M. Resúmenes. IV Seminario Nacional Investigación y Publicación Científica. Lima: Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica (Concytec);2007.

19. Méndez Morales E, Parada Bonilla N. Informe de investigación sobre necesidades de capacitación en los asistentes técnicos de atención primaria en salud (ATAPS). Rev Cienc Adm Financ Segur Soc. 2001;9(1):53-69.

20. Ribbi-Jaffé A. Normas básicas para la redacción de un artículo científico [sitio en Internet]. [citado 5 Ene 2008]. Disponible en: http://www.fisica.uh.cu/biblioteca/revcubfi/redaccioncientifica /articulo2.htm

21. Manterola C, Pineda V, Vial M. Consideraciones y algunas recomendaciones para escribir un artículo científico en una revista biomédica. Rev Chil Cir. 2007;59(1):66-74.

22. Herranz G. La responsabilidad de empezar bien: el resumen y la introducción. Med Clin Barc. 1986;86:205-6.

 

 

Recibido: 6 de enero de 2009.
Aprobado: 24 de marzo de 2009.

 

 

Dania Silva Hernández. Editorial de Ciencias Médicas. Calle 23 No.117, e/ N y O,Edificio Soto, 2do. piso. Plaza, El Vedado 10400. La Habana, Cuba.
E-mail: dsilva@infomed.sld.cu